Pros y contras de montar una clínica dental en Las Palmas

Pros y contras de montar una clínica dental en Las Palmas

Clinica dental en las Palmas de Gran Canaria

En este artículo vamos a hablar de los pros y contras de montar una clínica dental en Las Palmas. En el pasado, cualquier dentista que montase su consulta en Las Palmas tenía garantizado el éxito. La demanda superaba con creces a la oferta de profesionales y estos tenían el trabajo garantizado. En la actualidad, esto ha cambiado mucho. Hay varios factores que han influido, por un lado, la proliferación de universidades privadas que forman dentistas y por otro la creación de las franquicias dentales.

Esta nueva situación no se puede decir que sea mejor o peor. Es diferente. Para el paciente es bueno poder elegir entre diferentes dentistas, aunque sí que es verdad que tiene que ser más cuidadoso que antes porque el nivel de los profesionales ha bajado mucho. Desde el punto de vista del dentista, el nuevo escenario le coloca ante un mercado más competido. Esto no signifique que vaya a fracasar su clínica dental, simplemente significa que tiene que hacer las cosas bien. La competencia en cualquier mercado o sector es buena para todos, siempre que sea leal y en igualdad de condiciones.

Volviendo al título del artículo, vamos a examinar los pros y contras de montar una clínica dental en Las Palmas. Como punto en contra principal cabe destacar la alta barrera de entrada. Las autoridades han ido imponiendo requisitos cada vez mayores a las clínicas dentales. Así, para abrir una clínica dental que cumpla toda la normativa, el propietario tiene que afrontar una inversión altísima. Una vez abierto el negocio, las autoridades siguen pidiendo nuevos requisitos que aumentan los costes de mantener la clínica abierta. Esta situación hace que cada vez sea más caro poner en marcha una clínica dental, lo que favorece la concentración en el sector. Este es aún un sector fragmentado en el que cada profesional o grupo de profesionales puede vivir de su trabajo.

Como pros de montar una clínica dental en Las Palmas, podemos señalar varios:

  • Es un negocio en el que los stocks son muy bajos.
  • La exposición a impagos también es muy baja.
  • Al estar basado en un servicio profesional, los márgenes de beneficio son altos.
  • La demanda de servicios dentales es bastante estable.

Como conclusión al artículo podemos decir que, una vez superada la inversión inicial, un dentista tiene más cuestiones a favor que en contra para llevar adelante su negocio. No hay que tener miedo a la competencia si se da un buen servicio a precios moderados. Por otra parte, sí que es imprescindible que la clínica dental se promocione en diferentes medios y que fomente las recomendaciones de sus pacientes.

Sin comentarios

Publicar un comentario

× Consúltenos por Whatsapp